Magisterio impulsará voto nulo en elecciones del 2019

 

 

José Luis Álvarez

 

El magisterio de Bolivia promoverá el voto blanco y nulo en las próximas elecciones generales de octubre del 2019 para rechazar las postulaciones de las organizaciones políticas de la oposición y la del Movimiento al Socialismo (MAS), quienes no renovaron a sus candidatos y en el caso de este último favoreció a la banca privada y a los empresarios privados.

 

El profesor José Luis Álvarez, dirigente del magisterio urbano de La Paz, dijo que ninguno de los candidatos a la presidencia tiene un plan de desarrollo para el país, a la vez advirtió que ninguno de ellos cuenta con una estrategia para enfrentar la crisis económica que se avecina.

 

“Nuestra postura es clara, no vamos a apoyar a Carlos Mesa ni a Evo Morales ni ninguno de los candidatos, porque no van a resolver las necesidades de los trabajadores. Los trabajadores debemos marcar nuestra total independencia y desde hoy debemos articular la unidad de los explotados y de los trabajadores de los sindicatos, recuperar esos espacios sindicales”, destacó el dirigente.

 

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) habilitó la candidatura de ocho binomios, seis organizaciones políticas y dos alianzas. Carlos Mesa y Gustavo Pedraza por Comunidad Ciudadana, Edwin Rodríguez y Óscar Ortiz por la alianza Bolivia Dice No, Jaime Paz Zamora y Paola Barriga por el Partido Demócrata Cristiano (PDC).

 

Víctor Hugo Cárdenas y Humberto Peinado por Unidad Cívica Solidaridad (UCS), Félix Patzi y Lucila Mendieta por el Movimiento Tercer Sistema (MTS), Virginio Lema y Fernando Untoja por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR). Ruth Nina y Leopoldo Chui por el Partido Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL), Evo Morales y Álvaro García por el Movimiento al Socialismo (MAS). Esta última candidatura es cuestionada por la insistencia de su repostulación sin respetar los resultados del referendo del 21 de febrero del 2016.

 

El secretario general de los maestros de El Alto, Severo Apaza, dijo que esta determinación fue resuelta en el último congreso nacional que se realizó de Camiri, donde también se decidió mantener la independencia sindical frente al Gobierno de turno.

 

Álvarez sostuvo que no se debe cometer el mismo erro que se hizo en el 2005, al elegir a evo morales que se decía de origen indígena que iba a resolver las principales demandas del sector trabajador, fortalecer la estabilidad laboral. A su criterio en 12 años no se registró ningún cambio en beneficio de ese sector.

 

Esto se agravó con la injerencia por parte del ejecutivo en el Poder Legislativo, Judicial y el Órgano Electoral. Lamentó que el Gobierno haya divido a las organizaciones sociales y sindicales a través de la entrega de dadivas. Mientras que persigue a los dirigentes que no están de acuerdo con sus políticas para la administración del país.