Partido Obrero Revolucionario

 

Los paros médicos y la aplicación demagógica del del S.U.S.

 


El Colegio Nacional Médico y los sindicatos departamentales han realizado un paro de 24 horas y, posteriormente, otro de 48 horas contra el gobierno porque éste no ha respondido a sus planteamientos hechos respecto a la aplicación del Sistema Único de Salud. La observación fundamental del sector es que este programa de salud universal gratuito no tiene respaldo, que el anuncio de la existencia de 200 millones de dólares no está incorporado en el presupuesto general de la Nación y que es absolutamente insuficiente para financiar un programa tan ambicioso; los galenos señalan que, por lo menos, se necesitan 2.000 millones para construir hospitales y equiparlos, crear ítems para médicos, enfermeras y personal administrativo; para garantizar los stocks necesarios de medicamentos, etc. Terminan denunciando que se trata de una medida demagógica y electoral que terminará fracasando porque los actuales hospitales dependientes del Ministerio de Salud y del sistema de Seguridad Social no tienen capacidad para atender a dos tercios de la población que no está incorporada a los seguros de corto plazo.


La primera maniobra del gobierno es que está desarrollando una millonaria campaña contra los médicos acusándolos de enemigos del S.U.S. con la finalidad de volcar a los diferentes sectores contra ellos, ya está orquestando a “sus” organizaciones sociales con la amenaza de que, si los médicos persisten con sus paros, van a movilizarse pidiendo que se los despida y que el gobierno contrate otros médicos.


El defecto de movimiento médico es que sus dirigentes no tiene la capacidad de contrarrestar la campaña gubernamental y sacan argumentos fuera de lugar como eso de que el S.U.S. no está legalmente respaldado con una Ley específica y con reglamentos claros y concretos. ¿Qué si el gobierno dicta la Ley y los reglamentos? ¿El programa funcionaría en las condiciones que quiere aplicarlo Evo Morales?


Otra limitación del movimiento es el silencio criminal de la burocracia sindical, no mueve un dedo para convocar a los trabajadores a movilizarse por la defensa de las cajas de salud. A pesar de que el gobierno ha dicho que no tocará los recursos de la seguridad social a corto plazo, está claro que en sus planes está el uso de los hospitales y del personal profesional del sector, hecho que terminará destruyendo estos centros médicos que ya están colapsados por la cantidad de usuarios que tiene.


En la última movilización de los médicos de Cochabamba ha intervenido la Federación Departamental de Trabajadores de Educación Urbana con la consigna de convocar a toda la población a movilizarse por un efectivo seguro universal de salud gratuito completamente financiado por el Estado y las empresas privadas. Han señalado que la salud gratuita es un derecho de toda la población y hay que luchar porque ella sea efectiva y con calidad. Han señalado también que hay que poner al desnudo la demagogia del gobierno que usa esta aspiración del pueblo con fines puramente electoralistas.